La Fuentona de Ruente

sábado, 24 de enero de 2015



Bajo una gruta situada en una peña de piedra caliza, nace la Fuentona de Ruente. Y es fuentona, así, con ese aumentativo en el nombre, porque nace a lo grande, prácticamente convertida en río desde que sale a la luz.
Tras un pausado y corto recorrido de sus aguas mansas por el parque que rodea su nacimiento, el agua se acelera tras pasar el puente de los ocho ojos, en la imagen, siendo una de las estampas más características y fotografiadas.

Misteriosamente, cada cierto tiempo el agua deja de 'manar', se seca por unas horas sin importar si es época lluviosa o no y, tal y como desapareció, vuelve a resurgir. La última vez que sucedió ésto fue en el año 2009. Es un fenómeno del que aún no se sabe a ciencia cierta su explicación, pero tampoco importa mucho. Prefiero la magia de las leyendas que han surgido a raíz de este misterioso enigma, como la de la Anjana que vive dentro de la cueva y "corta" el agua cuando quiere.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada